lunes, 25 de julio de 2016

Degüellan en Siria a niño palestino - vídeo desgarrador no apto para menores y personas sencibles.

Abdulla Issa y sus captores
Abdullah Issa era un niño refugiado palestino. Rebeldes sirios lo sacaron del campamento donde vívía y lo degollaron, acusado de combatir para las fuerzas de Assad.

Dos videos difundidos el martes por las redes sociales muestra a combatientes rebeldes sirios que decapitan a un chico de 12 años, tras capturarlo en Aleppo, norte de Siria.

Las imágenes muestran al niño, hijo de una familia de refugiados palestinos pobres, identificado como Abdullah Issa,sentado en lo que parece la parte trasera de una furgoneta de tipo "pick up", rodeado de cinco combatientes. Uno de ellos lo agarra del pelo con una mano, mientras que con la otra le acaricia la barbilla.

 En el segundo de los vídeos, se ve a uno de los presuntos insurgentes degollando con un cuchillo al menor, que está tumbado boca bajo en la furgoneta.

Otro combatiente grita: "No dejaremos a nadie en Handarat", localidad situada al norte de Aleppo donde se enfrentan rebeldes y fuerzas del régimen sirio.


Estos vídeos muestran la ejecución del niño sirio,  por lo que insistimos que no deben mirar menores y personas sensibles.

Prohibido menores de 18 años y personas sensibles.
Imagen explicita. 

video

video

En esa zona de Handarat se sitúa un campo de refugiados palestino muy abandonado con el paso de los años.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), una ONG basada en el Reino Unido, confirmó que la grabación mostraba a combatientes rebeldes.

En una grabación anterior, el menor estaba sentado en la parte trasera de un camión con unos combatientes que lo acusaban de ser miembro de las brigadas Al Qods, un grupo palestino que hace la guerra del lado del régimen del presidente sirio Bashar al Asad.

Amnistía Internacional declaró en un informe publicado en julio que los rebeldes islamistas y yihadistas activos en Siria eran culpables de crímenes de guerra y los acusaba de "una aterradora ola de secuestros, torturas y ejecuciones sumarias".

La organización humanitaria mencionó en su informe cinco grupos rebeldes que operan en el norte de Siria, entre ellos el grupo islamista Nuredín Zinki.

Según OSDH, los rebeldes que aparecen en la grabación de la decapitación del menor son combatientes de Nuredín Zinki.

El grupo rebelde publicó un comunicado en el que afirma que esa decapitación es "un error individual que no representa la política general del grupo". "Las personas que cometieron la infracción fueron detenidas y entregadas" a una comisión de investigación, añadió Nuredín Zinki.

El Movimiento Nuredin al Zinki, está liderado por el jeque Taufiq Shahabudin, y actúa, especialmente, en la provincia de Aleppo.

Según Rami Abdel Rahmane, director de OSDH, "el muchacho no tiene más de 13 años, fue capturado el martes en la región de Handarat, pero los hechos se produjeron en una zona de Aleppo en manos de los rebeldes, concretamente el barrio Al Machad para ser precisos".

1 comentario:

  1. EL MAL EXISTE... LOS DEMONIOS ESTAN SUELTOS...

    ResponderEliminar