lunes, 26 de junio de 2017

Canibalismo, hambre y violencia en las cárceles venezolanas (videos)

Venezuela cárceles en colapso canibalismo y violencia
Denuncian casos de antropofagia en Venezuela porque los presos ya se mueren de hambre

En las cárceles y comisarías o calabozos policiales de Venezuela viven el drama de la falta de comida y medicamentos con más rigor y angustia que el resto de los habitantes, al extremo de que los presos se comen entre ellos -hubo tres casos- o prefieren morir de hambre -10 casos- para no caer en el canibalismo.

Humberto Prado, director de la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), presentó ayer su informe anual 2017 en el que destaca, por primera vez en el país, que los presos se están muriendo por desnutrición, por hambruna y canibalismo. Y acusa al Estado y al régimen de Nicolás Maduro de ser los responsables del infierno carcelario.

El director de la Policía del Estado Miranda admite que los reclusos solo comen una vez cada 48 horas, y que la situación es terminal. Una realidad que comparten unos venezolanos a los que les cuesta hasta cinco horas comprar un pollo.

El padre de un interno muerto en un motín en el Cuartel de Prisiones de Politáchira denuncia que a su hijo lo cortaron y se lo comieron. La denuncia es respaldada por la oposición a Maduro.

Atención vídeo con imágenes muy 
fuertes de violencia y canibalismo

video

El hambre en Venezuela ha llegado también a las cárceles. Y allí, no hay medias tintas. En la cárcel del Estado de Miranda, los presos comen una vez cada 48 horas. Pero con todo, los titulares que están alarmando a los venezolanos no hablan de hambre, sino de canibalismo.

¿Exageración? El director presidente de la Policía del Estado Miranda, comisario general Elisio Guzmán, no lo ve así y califica la situación de extremadamente grave. Y no solo eso, ante la incredulidad de muchos, ha admitido que los presos ya no reciben comida diariamente.

"Nuestra intención es que el Ministerio de Prisiones les de los cupos a los detenidos con el fin de acabar con estas calamidades, que violan los Derechos Humanos, tanto de los presos como de sus familiares. El oficial señala que es necesario un plan... y rápido".


Atención vídeo muy fuerte 

video

El hambre ha provocado ya una escalada de violencia dentro de las cárceles que no se recuerdan.  Algunos casos son de tal gravedad que, de confirmarse, generarían una situación inaudita, se habla de antropofagia.

En el país bolivariano ha estallado como una bomba la última denuncia del padre de un recluso, que describió una situación espeluznante. El hecho se habría desarrollado en el Cuartel de Prisiones de Politáchira. Allí se produjo un motín salvaje, por la falta de comida. Los internos denunciaban que ya no recibían ni una ración diaria de alimentos, y que debían turnarse con otros para comer una vez cada 48 horas.

En este contexto, Carlos Herrera, padre de Juan Herrera, quien estaba recluido en los calabozos policiales del estado de Táchira, dijo que durante una de toma rehenes todo terminó de la peor manera posible: Su hijo fue asesinado durante el motín y no solo eso, se lo comieron.

"Arremetieron contra mi hijo más de 40 presos. Lo apuñalaron, lo colgaron para que se desangrara", detalla Herrera, que supo la realidad, según su versión, gracias a  uno de los internos que logró salir en libertad hace pocos días.

El preso se puso en contacto con él y le contó la desgarradora historia: "Lo picaron en pedazos y se lo comieron".

Al margen de que este hecho, que debe ser comprobado por el Ministerio que supervisa las cárceles de Venezuela, nadie duda de que el escenario dentro de las cárceles venezolanas es infame.

"Hacemos los esfuerzos correspondientes para movilizar camiones de agua a donde falte, medicinas, sin embargo, estos problemas a veces se complican. Si a ello le sumamos el hacinamiento y la falta de alimentos nos encontramos con una alarma latente de escenarios violentos que pueden terminar en riñas, motines, intentos de fuga y huelgas de hambre. Por ello es importante comunicarle a los organismos competentes lo que está sucediendo”, ha indicado el jefe policial que controla el estado de Miranda.

Franklyn Duarte, diputado suplente por Táchira en la Asamblea Nacional y miembro de la Subcomisión de Derechos Humanos, ha denunciado la penosa situación de abandono que padecen hoy los presos en las cárceles venezolanas.

Este político apoyó a Herrera en su denuncia y anunció que elevará la investigación a instancias internacionales.

"Esto es un crimen de lesa humanidad. Existen restos que están siendo verificados para determinar su identidad", ha indicado el asambleísta en relación a este caso. Duarte ha ratificado las prácticas de antropofagia en las cárceles y la desaparición de dos personas más por estos motivos. Los datos serán incluidos en el informe que presentará ante el Parlamento en las próximas semanas.El sistema penitenciario de Venezuela en la actualidad está al borde del estallido: motines, secuestros, chantajes, fugas, sobrepoblación, hambre y alrededor de 1.622 muertes en los últimos cinco años. Y ahora lo que nadie esperaba, que el hambre y la desesperación puedan llevar a algunos al canibalismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario