martes, 3 de febrero de 2015

Estado Islámico difunde vídeo donde "queman vivo" al piloto jordano


Queman vivo al piloto jordano Muaz Kasasbeh
Vídeo no apto para personas sensibles y menores.

El Estado Islámico muestra cómo quemó vivo al piloto jordano secuestrado (vídeo original)

El autodenominado Estado Islámico ha asegurado este martes haber quemado vivo al piloto jordano Muaz Kasasbeh, capturado el pasado diciembre tras estrellarse su avión de combate en tierras del califato.

El vídeo, de enorme crudeza, muestra al soldado de 26 años confinado en una jaula mientras es devorado por las llamas.

Minutos antes de su trágico final, Muaz -enfundado en el mono naranja usado también por los rehenes occidentales decapitados en los últimos meses- espera su destino de pie junto a la celda y rodeado por militantes yihadistas encapuchados.
El vídeo está producido por Al Furqan, la división mediática del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés), e incluye un monólogo del piloto en el que se denuncia el apoyo de los países árabes a la coalición internacional liderada por EEUU que bombardea las amplias zonas de Siria e Irak controladas por el IS.

La suerte de Muaz ha sido una incógnita desde que cayera en manos de los extremistas el pasado 24 de diciembre tras estrellarse su avión en la provincia siria de Al Raqqa, cuartel general del califato. Hace semana y media, después de la ejecución del rehén japonés Haruna Yukawa, el IS unió el sino del militar al del periodista nipón Kenji Goto cuya decapitación fue difundida el pasado sábado tras días de fallidas negociaciones indirectas de los Gobiernos jordano y nipón.
Muaz fue asesinado hace un mes

El vídeo publicado este martes, de 22 minutos de duración, confirma las declaraciones publicadas hace más de un mes por un activista de Al Raqqa, que alertó ya entonces que Muaz había muerto tras ser quemado vivo. "Un grupo de miembros del IS están hablando entre ellos con entusiasmo de la ejecución del piloto jordano", publicó en su cuenta de Twitter el pasado 8 de enero un activista de "Raqqa está siendo sacrificada en silencio", una página de Facebook que documenta las atrocidades cometidas por el IS en la citada provincia siria. El gobierno jordano ha corroborado este martes la información.
Vídeo no apto para personas sensibles y menores 22:36 minutos

video

El pasado miércoles la organización yihadista prometió salvar la vida de ambos si, antes de "la puesta de sol" del jueves, las autoridades jornadas le entregaban a la terrorista iraquí Sayida Rishawi, condenada a muerte por su truncado ataque suicida contra un hotel de Amán en 2005. El plazo expiró sin noticias de los secuestrados. Desde entonces, Amán -que accedió al canje- había insistido en que necesitaba una prueba de vida del piloto para desbloquear la excarcelación de Rishawi.

Se entierra así la esperanza que había mantenido la familia del piloto -la influyente tribu Al Kasasbeh- en las últimas semanas. "Estamos presionando al Gobierno. Hemos empezado con protestas pero hay otros muchos medios posibles", señaló a EL MUNDO Megdad al Kasasbeh, primo del militar cuyo secuestro sumió a Jordania en la conmoción y la rabia amenazando la cohesión tribal de un país que presume de haber permanecido a salvo de la agitación que vive la región desde 2011.

La semana pasada los líderes del clan rompieron el silencio pactado con las autoridades y trasladaron su protesta a las puertas del palacio real. La comitiva acusó al monarca de ser un cobarde comprado por Estados Unidos pero ni los servicios de inteligencia ni la policía se atrevieron a reprimir un clamor que nutre además el rechazo popular a la participación del reino en la coalición internacional que lleva a cabo los ataques aéreos contra los confines del califato. "Les estamos diciendo que ésta no es nuestra guerra. Queremos que Jordania abandone la alianza para salvar la vida de uno de sus hijos", agregó el pariente en declaraciones a este diario.

La publicación de la muerte de Muaz se produce tras la humillante derrota del IS a manos de los kurdos en el enclave sirio de Kobane tras 134 días de numantino asedio y coincide con los recientes progresos cosechados por las fuerzas de seguridad iraquíes que han liberado por completo la provincia de Diyala, en el este del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario