jueves, 4 de mayo de 2017

Violación publica de niñas judías en Buenos Aires (video)

Antisemitismo, violencia, masacre, violación a la luz del día 
Cien años de antisemitismo, en Argentina y 3600 años en el mundo

En medio de la masacre apareció la frase “yo, argentino”, utilizada como salvoconducto para salvar la vida.

La expresión se ha mantenido en el habla argentina, como una paráfrasis paródica de la súplica judía de 1919, interpretado como "yo no tengo nada que ver".

Existe antisemitismo en todo el mundo, y también existió antisemitismo en Argentina cuando todavía Hitler estaba en pañales.

Asesinaron a muchos judíos en plena calle Lavalle a metros de la comisaria 7°, no hay justificativo alguna ya que no eran gremialistas, solamente eran judíos que trabajaban como empleados en las tiendas o iban a la sinagoga a rezar.

Debajo podemos ver el mapa que señala la comisaria a pocos metros de
ella comenzó la masacre de judíos


En aquella época no existía Israel, no pueden decir el argumento conocido, que por que eran sionistas etc. ya que sucedió 30 años antes de la independencia de Israel, por que esta masacre fue en el año 1919 y se llamó la semana trágica, mataban a todo judío, que veían, también les quemaban las barbas y arrastraban ferozmente de los pelos a las mujeres y las violaban delante de todos en pleno día.

El que estaba al frente de este "pogrom" era el Jefe de bomberos de la Policía Federal Argentina, que salio con otros, con sables y caballos por la Avenida Corrientes, hacia la calle Lavalle.

Este fue quien se hizo personalmente cargo de una de las violaciones a la luz del día. Se bajo del caballo y violó a una niña de trece años y como ella forcejeaba y gritaba, con un hacha le cortó la mano derecha, el malvado aprovechó ese momento para cometer la atrocidad de someterla públicamente, por esa causa la niña queda embarazada, dando a luz, un hijo a quien educó y crió con amor.
video

A partir de ese momento, hubo más y más antisemitismo hasta llegar a la bomba de la Amia, lo impactante es que tanto en la Embajada de Israel, como en la AMIA había siempre al menos un policía constante, vaya casualidad en ambas explosiones los agentes encargados de la custodia, de pronto... "desaparecieron", no hablemos de la intervención en los atentados por extranjeros, sino de la "Policía Federal Argentina", o ellos tenían el don de la profecía o sencillamente alguien les informó que "algo sucedería".

Hace más de 60 años cuando era un niño, tenia que soportar los más bochornosos insultos que por cuestiones obvias no las repetiré, lo más liviano y al menos me lo decían una o dos veces a la semana, era la famosa frase: "judío andate a Israel, este no es tu país", eso también lo pasaron mis hijos, mis padres, mis abuelos y parientes.

Cierto día dije. suficiente no va más, no quiero que mis nietos pasen por esto; ya hemos soportado bastante, cuatro generaciones.

Esto lo digo para aquellos que suelen decir que no es para tanto, la sociedad esta cambiando, etc.

Lamentablemente cada día la bendita Argentina esta peor.

No hablo de un día, un mes o un año, sino de 100 años de antisemitismo, y si miramos archivos y periódicos, podemos seguir más atrás en el tiempo.

El mismo día del atentado de la AMIA, entre muchas cosas, escuche por radio en una emisora, entrevistas a las personas aledañas al edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina, cierta señora a quien le cortaron rápidamente la transmisión, dijo claramente "eso les sucede a los judíos por no aceptar a Jesús", un dicho muy acostumbrado a escucharlo pero no en un momento así pues realmente era muy cruel, allí cerré la radio y dije esto es el colmo.

Y puedo agregar cientos de casos que personalmente he visto, vivido y recordado. Todos mis familiares, incluyéndonos dieron lo máximo de si mismos, para hacer de la Argentina un país maravilloso.

No pongo a todos en un mismo saco por que también hay gente muy buena, pero todo tiene un limite.

Berl Schtudiner

No hay comentarios:

Publicar un comentario